domingo, 25 de noviembre de 2007

Introducción

L a pediculosis es la infestación de la cabeza, partes vellosas del cuerpo y costuras interiores de la ropa, por piojos adultos, larvas o liendres (huevos). Estos insectos tienen una distribución mundial y durante milenios han sido compañeros inseparables del hombre, con marcada prelideccion hacia aquellos individuos carentes de hábitos higiénicos.

La pediculosis no es una enfermedad, pero constituye un problema de suma importancia para la salud pública.

Hay tres tipos de parásitos que son obligados del hombre: Pediculus humanus corporis (De Geer, 1778), causante de la pediculosis del cuerpo; Pediculus humanus capitis (De Geer, 1778), que infesta los pelos de la cabeza; y Phthirus pubis (Linneo, 1758), el cual se establece principalmente en los pelos de la pubis. Tanto los machos como las hembras se alimentan de sangre desde que nacen.
Se ve por la falta de higiene, la promiscuidad, la edad y otros factores que inciden especialmente en individuos carentes de domicilio.
Para el hombre es peligrosa, debido a que Pediculus humanus corporis ha sido reconocido como transmisor de enfermedades, e históricamente causante de muchas epidemias.

“La pediculosis de la cabeza es la más frecuente de todas las enfermedades transmisibles en la infancia. En Chile actualmente afecta más del 15% de la población general y más del 30% de la población infantil, principalmente en ambientes escolares. Es importante erradicar el mito de que la pediculosis capitis afecta a personas de bajo nivel socioeconómico y mala higiene. Se debe conocer esta infestación de alta prevalencia en Chile y todo médico debe saber diagnosticarla, tratarla y prevenirla.”[1]

Aunque las condiciones higiénicas influyen, en la actualidad no son determinantes para la tendencia del parasito, no discrimina entre factores socioeconómicos, educacionales o culturales. Ninguna edad esta indemne, cualquiera puede infestarse, y los niños son del grupo mas susceptible, sobre todo los escolares entre 5 y 12 años de edad.

[1] http://escuela.med.puc.cl/paginas/publicaciones/Boletin/html/artritis/artritis14.html

1 comentario:

enfermedad de chagas dijo...

Hola!! Primero que todo quiero felictarlos por el trabajo que han realizado en este blog, sobre una de las infestaciones más prevalente y relevante para nuestro país. Se nota que hubo una preparación y compromiso para el desarrollo y entendimiento del tema. Por consiguiente, me gustaría enfatizar un punto que me parece interesante sobre este parásito, y es el carácter histórico que tiene esta infestación sobre el mundo, desde la antigüedad este problema fue ligado a los malos hábitos higiénicos, la pobreza y el hacinamiento. Junto a otras enfermedades como la sarna, se torno un grave problema de salud pública, en particular por carecer de una terapia eficaz. Durante la edad media en cambio, el aseo corporal se trasformó en algo considerado como un grave pecado, por lo que se favoreció el ciclo y las posibilidades de transmisión de los piojos aumentando mucho su frecuencia. Con el avance de los conocimientos terapéuticos y la utilización de los insecticidas organoclorados, en la década del 40, se logró disminuir su prevalencia a nivel mundial, quedando reservada durante muchos años a los individuos con malos hábitos higiénicos, de medios más carenciados en lo económico y lo cultural. Sin embargo, los cambios sociales de la generación de los años 60 modifican nuevamente la situación epidemiológica con la aparición de la parasitosis con carácter de brote de tipo epidémico.

Como conclusión, hay que tener claro que la Pediculosis no discrimina niveles socioeconómicos y culturales. Estar correctamente informado junto con el diagnóstico y tratamiento precoz, permitirán eliminar más rápido los piojos y evitar su propagación.

Espero haber contribuido a un mejor desarrollo y entendimiento del tema.

Muchos saludos compañeros.

Paulo Godoy M. http://enfermedaddechagas.blogspot.com/